9 de abril de 2010

Otro Adios

Hace bastante tiempo que no escribo por aca, posiblemente tanto tiempo como el que he guardado a callejeros en el rincón de mi corazon y no saber, no querer escuchar ni opinar. Porque con tantas cosas pasadas, con poca información cierta y real, y con tanta gilada barata a la que criticar le es un deporte; a la que defenestrar vidas ajenas le resulta poderoso.....es la sensación de poder hablar y sentir impunidad.
He entendido, que aun hoy sigue siendo mas facil hablar que leer, versear que entender y criticar que preguntar. Por todo eso, me muerdo la lengua escuchando mentiras y sentencias fantasiosas.
Ojala algun dia se pudiera saber la verdad, no para mi, no me interesa que me la cuenten a mi ni a ustedes, solo para ellos, para los que se vieron aturdidos en una nueva muerte sin sentido.
Callejeros es la musica que me regala el alma, y hoy sus nombres son sombras viviendo que no tienen paz ni libertad. Cuando me dicen que ya esta, que ya pasaron por mucho y lo mejor es que cierren el circulo, yo respondo siempre que ojala puedan vivir como puedan sus vidas, y el resto es secundario.
Ahora van a volver, pero hay otros dos que ya no estan, y la esencia de esa musica que me cautiva, no la veo, esta difusa y me duele comprender que esto que hay sea lo poco que queda.
Dejo la nota despedida de Elio, seguida del impasse logico y esperable de edu, solo pidiendo lo mismo de siempre, que los dejen tranquilos, y puedan vivir....como quieran....como puedan.


"
Querido publico Callejero:



El motivo de estas líneas es explicarme, con el respeto y amor que me
merecen, ante los seguidores de Callejeros. En el sueño de un grupo de
amigos, en la cual crecí como músico y persona a través de los años que
pase durante esa trayectoria.

En ese tiempo aprendí a convivir, con la alegría de tratar de expresar
lo que Uds. sentían y vivían con nosotros, pero también con el peso de
una tragedia y el espanto que produce estar injustamente perseguidos y
restringidos a la expresión artística y musical.

No renuncio ni niego mi historia Callejera, “El Hito” es precisamente un
punto de referencia para seguir con mi compromiso con todos Ustedes.

Personalmente, no me corresponde que me dirija a ustedes para dar
explicación ante el silencio del resto de la banda ante la situación de
Edu, nuestro siempre querido Cabeza, y que merece una expreso
acompañamiento a su dolor y avalar su inocencia de lo que se lo acusa.

Por respeto a ustedes que siguieron incondicionalmente a Callejeros en
las situaciones mas tristes y dolorosas de nuestras vidas, ante los
rumores y comentarios productos de la falta de información, la
deformación de la realidad y algunos silencios que ayudan al no saber y
conocer, me veo obligado a contar la verdad de la situación.

Inmediatamente a lo ocurrido a Edu, el resto de la banda, en ese
silencio y ante el dolor de la pérdida de Wanda –y pérdida esencialmente
de nuestro Cabeza- solo se cubrió con una formal condolencia. Y
silenció la decisión de desvincularlo de CALLEJEROS.

Ellos son los que deberían explicar los porque. Por mi parte, no estuve
ni estoy de acuerdo con esa decisión. Por estar en desacuerdo con ello
fui desvinculado también de la banda y de sus “nuevos” proyectos.

Voy a encarar este proyecto, el del “El Hito”, que comencé hace tiempo
como paralelo y en ampliación a la de Callejeros, como otros miembros de
la banda también lo hacían. El hito, hoy es, por lo que expresé, el
medio y la forma de continuar con el compromiso de lo que se hacer y
amo. Mi amor por el ROCK N´ ROLL.

"Los barcos de papel no llegan a altamar" Los invito a vivir este nuevo
sueño.



Con el amor de siempre.
Elio Delgado."

4 de marzo de 2010

Un hada se miraba
en el agua a la mañana
sus lagrimas caian
y su imagen destruian

ella queria amar
un cisne de agua y sal
ella queria volar
junto al cisne hasta el mar

Y el cisne la miraba
y en el lago se besaban
y ella con sus manos
entre sus alas jugaba

ella queria amar
a un cisne de agua y sal
ella queria volar
junto al cisne hasta el mar

Pero un dia el cisne volvio al mar
se recosto en la playa
a descansar
y no pudo volver
al hada blanca ver
dormido se quedo hasta el amanecer

Ella queria amar
a un cisne de agua y sal
y para ella el sol
nunca volvio a brillar


La inspiración llega de diferentes formas....hace días escribia una situación que no lograba cerrar, buscando la manera mas simple y correcta de hacerlo....escuche este tema....y fue tan simple ver la respuesta. No se ni que tiene que ver, pero estaba ahi...el final estaba ahi..

30 de diciembre de 2009

¡La degradación Moral!

Mi diario de recuerdos me marca que este año ha sido, quizás, de los más importantes a nivel justicia de los últimos 25. Desde la vuelta de la democracia, no ha habido tantos fallos, tanto control judicial sobre cuestiones de gobierno, tanto involucramiento en temas de la sociedad como este año. ¿Entonces que falla? Es que con eso solo no alcanza, porque la justicia sigue llegando tarde, tardando años en dar respuesta por culpa de un sistema colapsado con viretes que le hacen dar vuelta varios años, estancarse, dormirse una siesta antes de despertar, y una política bien sucia que sigue escondiendo mierda bajo la alfombra y pagando regalos o ejerciendo presiones para que a nadie se le ocurra levantarlas.

La ofensa de turno, es la intrusión que ejerce el poder judicial sobre cuestiones netamente de estado o de gobierno. Excepto diversas cuestiones excepcionales, la gran mayoría de los fallos más renombrados del año vienen a poner un freno a políticas mal utilizadas por los diversos gobiernos o las leyes no constitucionales sancionadas en su mayoría hace una excesiva cantidad de años atrás que nadie se molesto por cambiar por ser funcionales a los intereses.

El mundo va mutando, va avanzando, girando o abriéndose espacio a la modernidad, y nosotros, sumidos en un tradicionalismo inocuo, nos estancamos, nos encerramos o atrincheramos en los mismos errores de siempre, creyendo que los cambios son peores, que pensar diferente sigue siendo subversivo o desestabilizador y que la batalla debe ser a vida o muerte, a blanco o negro. Sin consenso. Sin debate de ideas y posiciones. Sos vos, o soy yo. Los dos no tenemos lugar. Esa es la premisa básica de enseñanza desde el primer día en que mamá o papá nos alimentan (o se lo alimentan ellos mismos) el ego diciéndonos más buenos lindos e inteligentes que cualquier otro que a nuestro alrededor crezca.

La división de turno es el matrimonio o no entre personas del mismo sexo. Me parece soberbio e indignante que venga hablar sobre “degradación moral” la iglesia cómplice de la dictadura, los mismos que no dejan de sorprender con casos de pedófilos en sus huestes, de corruptos, de propagadores de la fe haciendo votos de castidad y pobreza, bañándose en oro con los negociados de cientos de años. Los mismos que llaman a proteger a la institución de la familia, pero que no aceptan el progreso de la vida, las distintas ramificaciones que la familia ha sabido encontrar, y a partir de ellas, ha sabido también forjarse felicidad. Muchas veces, bien lejos, de los “valores morales” de una institución satánica. Si ya ni siquiera la navidad es para cenar en familia, comer juntos, recibir regalos esperanzar a los chicos con papa Noel, según las creencias tradicionalistas actuales de nuestra iglesia.

Trato de entender y no lo logro. ¿A quién puede molestarle, lo que otro haga con su vida cuando esa decisión nunca jamás lo va afectar? Es el principio básico de la privacidad. Hace con tu vida, y tu mundo lo que más tengas ganas de hacer, que yo hare con la mía lo que más me plazca. En efecto, se parece bastante ese principio, a un viejo mandamiento moderno hoy tan pisoteado y olvidado. Si la iglesia es una institución autárquica y privada, lo máximo que puede opinar, es la no aceptación de dichas personas en su hábitat. Discriminaciones aparte claro está.

Este tema demuestra una cambiante en el país. En la gran mayoría de los temas pilares que fundan nuestra moral, nuestra sociedad, y nuestra nación, este año la justicia llego mucho antes. Ha llegado para modificar políticas inconstitucionales, erróneas y viejas. Ha llegado para instaurar la obligación de debatir políticas y enfoques nuevos a cuestiones fundamentales que en el mundo ya han sido debatidas y nosotros todavía estamos en preliminares discutiendo si le corresponde o no a la justicia meterse.

Se ha fallado sobre la libertad sindical, y todavía el gobierno no pone en marcha el funcionamiento de dicha libertad, generando un conflicto tremendo con el subte, inmovilizando con ello a media ciudad semana a semana durante todo el año. Todavía soportamos los cortes pidiendo la restitución de los despedidos en kraft.

Ha fallado sobre la despenalización del consumo de drogas para consumo personal, en el caso particular de la marihuana. Un fallo exitosísimo, con ramificaciones inminentes, que no ha tenido avances en el congreso, ni se han diseñado nuevas políticas para combatir y contrarrestar a los verdaderos narcos, que se siguen matando, siguen distribuyendo, y la fiesta en la justicia sigue atrapando perejiles mientras queden otros detrás que mantengan a flote el negocio.

Ha fallado sobre el aborto, permitiéndosele concluir a una chica violada en la provincia de Córdoba, dando un primer paso hacia una nueva política integradora que lo debería despenalizar para favorecer el acercamiento a institutos médicos de las cientos o miles de mujeres que mueren anualmente por abortos ilegales mal practicados que no se hacen ver por miedo a la cárcel.

Se ha fallado sobre el matrimonio gay, permitiéndoselo de una vez por todas, dejándose de lado la discriminación de antaño a la persona por ser distinta. Por querer para su vida, algo que el estándar de la sociedad “dice” que está mal. Y sin embargo, aún después de celebrado el primer matrimonio gay, la noticia es la indignación de todos aquellos sectores que “no quieren dejar que destruyan la institución” (a esta frase señor, le falto culminarla con la palabra subversivos, para que corresponda a otra época Argentina).

Falta, y mucho. Pero no puedo dejar de sorprenderme de que esa frase de no hay justicia que escuche toda mi vida, este año en un gran porcentaje no se ha cumplimentado, y sin embargo, las cosas están peor. ¿No será tal vez, que somos nosotros el problema? ¿No será, que debemos procesar y reflexionar mejor las situaciones que vivimos, sin pensar solo en uno, y más en los demás?

No entiendo porque se matan peleando por la reforma política, por la ley de medios, y a nadie siquiera se le ocurre empezar a debatir estos pasos adelante que la justicia nos viene dando. Estas oportunidades de cambiar y crecer que tenemos ante nosotros.

A mi poco me interesa entender porque Oyarbide sobreseyó a los Kirchner por enriquecimiento ilícito, me cuesta entender y me da profunda vergüenza, que esta gente legal o ilegalmente, se enriquezca tanto de un año al otro, mientras se ve degradar el estado cada día más, mientras se encausan en defensores de los pobres, y ofreciéndoles limosnas para comprarles el voto. Eso Bergoglio, es degradación moral.


El Duende del Arbol

29 de diciembre de 2009

¿El huevo o la gallina?

Me crie escuchando por televisión, radio, en la mesa de café o las pastas de los domingos que dos de los mayores problemas argentinos históricamente fueron la justicia, y la educación. La carencia de ambos. Desde que tengo uso de razón una frase célebre utilizada por diversos sectores políticos o mediáticos afirman que la justicia argentina es lenta. Cuando no es corrupta, es lenta. Llega tarde. Tarda siglos en dar soluciones. En las últimas dos décadas, la degradación de la educación argentina ha traspasado límites antes insospechados; se educa bajo la cultura de la desinformación, bajo la estirpe de decirte únicamente lo que necesitas saber, creer, escuchar, decir y contar. Nada más. Vivimos en un mundo ideado al estilo Truman show, con una breve pero importante diferencia, ninguno de nosotros personifica el papel de jim carrey, somos todos extras inutilizados escuchando todos los días las mismas cosas, repitiendo sin cesar las mismas mentiras que nos hicieron creer verdades, y venerando a esa bendita caja boba que se rebaja y abarata cada año un poquito más. El objetivo de esta forma de educación, es el no pensar. Para eso, existen otros. Esos otros con trajes muy caros, caras muy serias y sonrisita muy cómplice, que nos relatan palabra por palabra la opinión general de la sociedad. ¿Pero quién crea dicha opinión general? Es como con las encuentas, todavía me pregunto si alguien creerá que aun sirven de algo. Creer que sí, que son estándares que muestran el reflejo del pensamiento del total de la población argentina y no simplemente el interés de diversos sectores en generar tal o cual sensación, o impulsar o destronar al político más politizado de turno, es cuanto menos, jugar a mentirse. Durante muchos años, Maradona fue el más votado en las encuentras para ser técnico de la selección, y ahora todos (los medios) lo quieren voltear y dicen que nunca sirvió. Ah, ¿no era que merecía su chance?

Este régimen surreal creado por los poderosos y aceptados por todos nosotros los súbditos, tiene como resultado crear diferencias tradicionales y de antaño en el total de la sociedad, de modo de clasificarnos, codificarnos, dividirnos y por último a ello: dominarnos. Así es como surgen las divisiones de clase: a los ricos de clase alta, los “me tocaron el bolsillo” de clase media y los pobres de clase baja, hoy se han ramificado infinitas clasificaciones nuevas, que lo único que hacen es dividir aun más de modo de ser cada vez más dóciles al poder general creando mayores renuencias entre los diversos grupos de forma de jamás lograr una masa homogénea que se una en pos de un bien mayor. Entre toda esta mezcla, todavía no queda especificada una mayor disputa: ¿Qué se necesita primero: la justicia o la educación?

No sé que podrán creer los demás, solo puedo aseverar lo que años de estudio y análisis me llevan a expresarme a mí. Una, sin la otra, no puede sobrevivir. Y ambas, en mal estado, son malas compañías que agonizan en las huestes de un país claramente subdesarrollado con estallidos de crisis a cada chasqui boom que suene aunque bien lejos.

La educación empieza desde cero, de abajo, entonces surge un interrogante esencial para decidir qué hacer con las generaciones venideras que ya hemos perdido o estamos perdiendo, y ahí le aplicamos la justicia. Nos surge otro inconveniente: ¿Cuál justicia? No se poseen, en este régimen claro de dominación popular, políticas certeras para controlar los desmanes de una sociedad en crisis. No hay políticas de inclusión. No hay control. No hay debate. Ni solución. Volvemos a cero, y escuchamos la frase típica de cada semana: “la justicia es lenta”; “la justicia es pura corrupción”; “la justicia es funcional al sistema” o la mejor de todas: “no existe la justicia en este país”;

¿Será esto verdad?


El duende del Arbol

9 de diciembre de 2009

"Noches que acarician sueños"


Las Pastillas del Abuelo y Crack Producciones reiteramos nuestro profundo dolor por el fallecimiento de Melisa


Buenos Aires, miércoles 9 de diciembre de 2009.

Las Pastillas del Abuelo y Crack Producciones hemos tomado la decisión de comunicarnos, por ahora, con el público, a través de nuestra página en Internet con el fin de reafirmar el canal directo que hemos establecido con todos, desde el comienzo de nuestra banda.

Estamos muy golpeados y pasando un momento de mucho pesar por el fallecimiento de Melisa. Por respeto hacia su familia, hacia todos ustedes e inclusive por la fuerte conmoción que estamos padeciendo, no creemos prudente realizar ningún tipo de aparición pública.

El vértigo que quieren imponer muchos medios de comunicación es totalmente ajeno a la necesidad de contención que en momentos de dolor cualquier persona necesita; y fue por eso que decidimos contactarnos con la familia en forma privada.

Todos quienes formamos parte de la familia pastillera sabemos que la seguridad y la salud de todos, es la preocupación fundamental de la banda en cada show.

Quienes estuvimos en Ferro el sábado, sabemos que las cosas fueron diferentes a lo que algunos medios quieren hacernos creer y cuentan de manera irresponsable. Queremos agradecer a los cientos de ustedes que, espontáneamente, se ocuparon de aclarar, a través de los distintos foros, lo que vivieron en el concierto y que desmiente versiones malintencionadas que sólo agregaron angustia y confusión.

Queremos volver a expresar nuestro dolor por Melisa, su familia y amigos. Por la tristeza que nos abraza a todos y, como hemos dicho, por respeto a hacia sus allegados y todos nosotros, decidimos suspender la actuación que este domingo íbamos a realizar a beneficio de CASA VELA apoyando los "2 kms. x Sida", la cual se realizará igualmente, con la presencia de otros artistas, en el Congreso de la Nación.
También les adelantamos que suspendemos la actuación programada para Salón Sur, como todas las presentaciones que teníamos anunciadas en el interior del país.


Sabrán entender.

Las Pastillas del Abuelo



[Extracto textual de la página oficial de Las Pastillas del Abuelo. La verdad debe circular]

18 de octubre de 2009

Entre la calma y lo que daña....

La noche anterior me sentía nervioso. Inquieto. Y no entendía todavía el porqué. Volvieron esa noche a mí los viejos dolores abdominales. Esos malestares que tantos problemas me trajeron en el pasado. Tuve miedo. Ya no quería esa dieta, no quería esos estudios, ese peso, esos cambiantes doctores, esa fea comida, ese té asqueroso cuando tenes ganas de un café ni el agua con sabor a nada cuando una coca es el mayor tesoro preciado. Sin entenderme bien el porqué, sabía que esa noche eran dolores diferentes.

Dormí muy mal. Los dolores de estomago fueron mutando a un insistente dolor de cabeza, y un nerviosismo en aumento. Estaba ansioso. Me desperté temprano porque ya no me aguantaba en la cama. Trate de abstraerme con todo lo que pudiese llamar mi atención para no pensar. Al pasar de los minutos, lo acompañaba mi corazón acelerándose en cada latido. Estaba, además, impaciente. Había prendido la tele apenas unos minutos: chorreaba sangre, y por todos lados estaban esos señores esperando la nota de sus vidas preparados para morder bien fuerte directo a la yugular y llenarse los bolsillos con este maldito crimen perfecto. La apague inmediatamente del asco. Quise quedarme sin saber nada hasta última hora, hasta el momento exacto. Quería guardar mi esperanza hasta el final. Mi esperanza basada en mi razón, mi fiel razón que me hizo, me hacía y me hará pensar del mismo modo por siempre. Seguí con lo mío hasta que ya no hubo tiempo para nada más, en toda mi vida no había experimentado esta clase de sensación, de sentimiento. Sólo comparable con el día que operaron a mi mama justamente meses después de este hecho que ahora 5 años después me tenía pendiente. Es esa sensación como una mezcla de impotencia, miedo, ansiedad y locura. Es una adrenalina inmanejable de saber que no depende de vos, algo en lo que se te va la vida. Hacia tanto tiempo estaba esperando este momento, que había llegado y en apenas instantes habría pasado.

Prendí la tele nuevamente cuando fueron exactas las 15:30 del 19 de Agosto de 2009. Tenía miedo solo de verles las caras. Sentía pánico al momento en el que los jueces del tribunal entraron en la sala. Se me resbalo el vaso de soda que tenía en la mano de cómo temblaba y aunque no se rompió se mojo todo el suelo. Me quede sentado petrificado mirando esa caja boba que me diera las noticias que estaba esperando y creía jamás iba oír. Silencio atroz. La primera condena, la más sabida y para mi menos importante, llegó, un peso menos. En mi mente estaba contento, y lo esperaba, pero en mi ser en ese instante solo había lugar para otras personas. Cayó el manager, y solo mintiéndome, podría decir que es injusto. Le siguieron los funcionarios de la corrupción: una mojada de oreja en cada uno de nosotros. Una falacia de justicia. Penas irrisorias, ni siquiera importantes personas: solo 4 de copas. Y así el sistema sigue afanando.

En ese momento mi inconsciente a todo ritmo ya analizaba (debido al mínimo conocimiento que tengo) que la tardanza en nombrar a quienes realmente me interesaban cuando las penas mayores habían pasado, era un síntoma enorme. Pero no quería creerlo. No podía ser cierto. Las lágrimas empezaban a desbordar de mis alicaídos ojos. ¿Cómo es posible que en momentos así, el tiempo se detenga y parezca infinito? Ya no faltaba más nadie, era el momento de mi vida. Lo más fuerte que me toco pasar, buscaba una respuesta. Y llego. Apenas sentí a lo lejos en mis oídos a un juez decir que decidía absolver a cada uno de ellos. Me sentí en otro mundo. Caí de rodillas al suelo mojado llorando sin poder mover un musculo y sin poder creer lo que estaba escuchando. Tenía que ser verdad. Tenía que ser. Era. No podía salir de mi ensimismamiento. Es tan difícil poder explicarle a cualquier otro porque es tan importante callejeros para mí. Porque estoy tan convencido que DE ESE DELITO, eran plenamente inocentes, que no me quiero detener siquiera a tratar de hacerlo. Ya no. Solo mi alma y yo podremos entender porque ese día no pare de llorar durante varios minutos, porque sentí tan cerca ese día al dolor como si volviera a ser la misma primera noche de aquel 30 de diciembre. Porque espere día tras día que llegara el momento. Porque calle cada vez que oí decir, nombrar o contar las giladas más grandes que nunca creí podría escuchar. Porque siento electricidad en el cuerpo con escucharlos. Porque todavía lagrimeo si escucho rocanroles. Porque me cerré 5 años en mi maldita obsesión de leer, estudiar y saber para poder entender todo lo malo junto que un día tuvo que pasar. Porque espere este día como si pudiera, en paz conmigo, cerrar esa puerta al pasado apagar la televisión e irme a dormir. Lo que no pude esa noche. Es imposible cerrar un capítulo tan fuerte parte de tu vida, no se puede. Pero si se puede sentir que hoy tenes una respuesta. Que buscabas una forma de decir adiós y hasta luego. Y mirar hacia adelante.



6 de agosto de 2009

Cosas Viejas

Recorriendo un poco, recorde que hace bastante tiempo atrás, algún día, escribí algo como esto....



"Me siento a escribir por la indefectible razón que ya me harte de pensar, de tanto pensar me duele el alma por tanto rencor, por tanto dolor, por tanto miedo a la perdición y al olvido mismo de recordar que no debo olvidar ni perdonar. Escribir es la forma de extinguir el silencio de mi presente, dando plena luz a los ecos de mi pasado. Me siento una noche, después de una fiesta ajena, a demostrarme porque aún no puedo cerrar mis ojos en paz, porque no existe el silencio en mi mente, porque la realidad no es solo realidad.

Ayer se cumplió una fecha importante al menos en mi historia, y no se porque pasó de largo, me sentí alejado de toda expresión y de todo recuerdo que me trajera a esta realidad, casi una exclusión inconsciente, hoy pienso que fue lo mejor, pero ayer olvide… solo recordé mientras escuchaba una canción hermosa en esa misma fiesta que hablaba antes. Ahí me cayó la ficha. No entiendo a quien busca hacerse el más callejero un día al mes cuando no se siente el dolor verdadero cada día que te levantas a vivir. Mi necesidad de seguir se eclipsa en cualquier fecha, es la necesidad de que mi mente no se apropie de mí ser. A veces uno cuenta con ciertos momentos en los que se queda pensando y debatiéndose a si mismo sobre su realidad, la que le toca vivir, ese corte arbitrario sobre lo real infinito, una porción de espacio, tiempo y una porción de esta inmensa situación. Hay momentos en los que sólo te preguntas porque vivís de tal o cual modo, porque tantas cosas de tu vida tienen prioridad cero cuando son lo bastante estúpidas como para no generarnos mayores inconvenientes Porque nunca podemos lograr eso que queremos y siempre sucede todo lo que no deseamos, porque estamos casi que obligados a vivir en un despotismo universal del cual cada uno es cómplice. Porque lo urgente no deja lugar a lo primordial, a lo necesario. Porque vivimos en un mundo como este. Porque creemos vivir cuando la realidad marca, que no queremos aceptar, que angustiosamente, sólo sobrevivimos a nuestra amarga agonía. Porque existimos sin querer a veces. Porque el mundo, no sería simplemente mundo, la realidad simplemente un mapa de nuestra razón y la vida (la tuya, la mía) el camino de nuestro destino, esa decisión unívoca que nos pertenece. Porque la vida no es como nosotros intentamos. O será que alguien así quiso todo, y entonces me preguntaría, quien puede querer que todo sea así. Hasta el diablo se alejaría del hombre si todo esto fuera verdad. ¿Por que alguien quiso extinguir 194 vidas aquella noche? ¿y cuando será el día que me toque enfrentarme a ese hombre? "